Una Campaña dificil de evaluar

Asistencia Humanitaria al Norte Argentino

Otra Campaña de Asistencia Humanitaria al Norte Argentino ha finalizado; otra vez vuelvo con muchos sentimientos encontrados; otra vez vuelvo con el sabor amargo de no poder decir ¨tarea cumplida¨. Este sentimiento se palpó en todas las personas que conformaron el equipo de voluntarios de ENASHU,  con los cuales tuve el honor de laburar … personas que dejaron a sus familias y que viajaron casi 30 horas hasta la Ciudad de Embarcación, Salta; donde hicimos base en un Hospital Nuevo … ahí dormimos y comimos, gracias a la colaboración del Ministerio de Salud de esa Provincia, quien nos ayudó facilitándonos parte de la logística que se utilizó para poder atender a unas 700 personas, en dos días de intenso trabajo.

Mirando el número algún distraído puede decir ¨qué gran labor¨ … yo diría que gran dolor.

Como les mencioné antes estuvimos muy cómodos en un Hospital Nuevo en donde sentí un gran dolor por el destino incierto que tiene nuestra patria … ocupamos habitaciones en donde debería haber pacientes y personal de la Salud trabajando … pero solo había ruido a silencio. Estoy agradecido que las Autoridades de la Provincia nos diera una mano … es bueno tener un poco de respiro cada tanto … se hace difícil trabajar en algunas provincias donde sufrimos una persecución constante o ser descaradamente fotografiados por fuerzas de seguridad o algunos imbéciles útiles a políticos corruptos.

Atendimos unas 700 personas pero quedaron miles en las mismas condiciones de desamparo del sistema de salud que debería existir en un país donde los millones que se roban funcionarios ya no nos conmueve; porque al parecer nos vamos acostumbrando … de la misma manera nos acostumbramos a escuchar chagas, desnutrición o muerte sin que se nos mueva un pelo; lo vemos por la tele o en modernos celulares que nos volvemos locos por cambiar para tener el último … pero les cuento que que ver los efectos del chagas, de la desnutrición y saber como profesionales de la salur que quizás la persona que estamos atendiendo con una sonrisa tienen su destino firmado es otra cosa.

Andamos por lugares, donde te da vergüenza comer un pedazo de algo o tomar agua enfrente de gente tan devastada pero con el orgullo intacto.

He visto Agentes Sanitarios, Enfermeros y Médicos trabajar en estos lugares con nada o casi nada, haciendo patria y sin aflojarle al tranco … pero también he visto un médico que no hace medicina y si me apuras te diría que no sé si es realmente médico.

Cada Campaña me enriquece humanamente y me enloquece cada vez más; quizás por eso escribo esto y cada vez le tengo menos paciencia a boludos que se quejan de estupideces … subo al micro de vuelta y solo empiezo a pensar como juntar recursos de nuevo para volver; pero también rezo en silencio y pido perdón como uno de los dos líderes de este grupo por los que no pudimos atender o hacerles llegar un medicamento, una leche.

Otra cosa que me pasa a la vuelta es añorar poder sentarme a escuchar y valorar los silencios de la gente que atiendo como enfermero, en estas Campañas … pero saben qué? … por ahora es un lujo que la realidad no me lo permite … el tiempo nos corre y nos asfixia ya que en otro paraje o en otra comunidad más personas nos esperan; como nos pasó en esta Campaña en un lugar donde había muy poquitas personas llamada ¨La Emboscada¨ … nos esperaban en medio del Monte y en la oscuridad. Ahí atendimos un hombre grande, hecho y derecho que estaba agradecido porque fuimos y lo plasmó en un abrazo que le dio a uno de nuestros médicos y que nos conmovió hasta las lágrimas; y si esto fuera poco le cuento que este mismo hombre estaba triste porque no tenía agua limpia para convidarnos.

Creo que aun sobrevivo por las caricias del alma que recibo a través de una sonrisa de algún chiquito o de algún adulto que con silencios jodidos de explicar y miradas húmedas te da las gracias y te pide que vuelvas.

Tenemos que dejarnos de joder y poner esta Patria de pie cuidando a nuestra gente, cuidando el futuro que son nuestros pibes.

Gracias por estar ahí y por ayudarnos en esta locura que es dar Asistencia Humanitaria en la República Argentina.

 

Lic. Enf. José A. Boggiano

Director del Grupo ENASHU